• Inicio
  • Medios
  • Noticias
  • Jinetes del Paraíso, la inmensa llanura hecha película

Jinetes del Paraíso, la inmensa llanura hecha película

Este largometraje pronto a estrenarse nos acerca, como nunca, a estas llanuras interminables, retrata su música, los paisajes imponentes, los jinetes valientes y sus inseparables caballos.


El llano se convirtió en el escenario perfecto para mostrar un paraíso poco explorado en el país, donde la productora Hay-Doc, a través de diferentes producciones como ‘De A Caballo’, ‘Enlazando Querencias’, entre otras; rescata y visibiliza las riquezas de este maravilloso territorio. Así pues, con el objetivo de invitar a nacionales y extranjeros a acercarse a los llanos orientales nace la película ‘Jinetes del Paraíso’.

Este documental dirigido por Talía Osorio Cardona y narrado por Orlando “El Cholo” Valderrama, enseña al mundo las faenas del jinete y su caballo, la templanza de la mujer llanera y las vivencias del campesino de este indudable paraíso, quienes son los protagonistas de una cultura vibrante y recia, en un lugar donde todo es a gran escala, hasta el tamaño del sol al atardecer.

En conversación con el CEO, la antropóloga uniandina y directora de la película, Talía Osorio, nos cuenta sobre la pasión que tiene por contar historias a través de la producción audiovisual, su amor por el llano y cómo fue el proceso de creación de la película ‘Jinetes del paraíso’, la cual tuvo una etapa de investigación y rodaje de aproximadamente 10 años.

CEO: ¿cómo es su llegada al llano y cómo decidió empezar a explorar esta región a través de la producción audiovisual?

Talía Osorio: Yo llego al llano gracias a Francisca Reyes quien era mi compañera de la universidad cuando estudiaba antropología en Los Andes; ella hizo una tesis de graduación sobre el hato y cómo el hato es la escuela del llanero, leí esa tesis y sentí que era la historia para una película, que era bellísimo todo lo que estaba ahí escrito, pero no sabía exactamente cómo hacerla. Entonces, empiezo a ir al llano invitada por ella al hato santana, donde siguió realizando varias investigaciones.

Un día, nos fuimos a un trabajo de llano liderado por una fundación, estando allí vi entrar a una mujer encima de un caballo, jalando una mula llena de ollas brillantes alrededor e iban unos perritos detrás, y yo me pregunto: ¿esta mujer desde dónde viene? ¿qué hace con esas ollas? esto parece como de otro mundo. Es a partir de ahí, que yo definitivamente pienso que hay que hacer algo, cogemos esa tesis de Francisca en el año 2004, e hicimos ‘Enlazando Querencias’, después ‘Sabana Adentro’ y después con otra tesis de Francisca sale ‘Jinetes del Paraíso’.

CEO: ¿Qué encontró en la inmensa llanura que la llevó a convertirlo en el escenario de sus producciones?

TO: Estudié antropología visual para hacer cine y pues el llano es un lugar cinematográfico. Para mí, fue como mi 'Universal Estudios' de alguna manera, porque para donde tú mires, es vasto, es infinito, y en cada paraje hay una historia; además, es la oportunidad de asimilar el campo, de entender qué era eso y por qué son campesinos también los llaneros.

Es una historia de amor de una uniandina que no tiene idea que es completamente citadina, plenamente urbana, que se va a una región con una cámara, se monta a un caballo y entiende que el caballo es su hermano, su mejor amigo, su casa. Eso realmente me cambia la vida, porque a uno las películas que hace lo tienen que atravesar, no solamente contar desde lejos, sino que a uno esa realidad lo atraviesa y lo transforma.

CEO: ¿Hay alguna experiencia que le haya sorprendido o cautivado de todos estos años de trabajo allá?

TO: Creo que haber aprendido a montar a caballo. Con los años, esta posibilidad de haber vivido el mundo al lomo de un caballo, de haber entendido el campo y más ahora que estamos en cuarentena, haber entendido que yo me había desconectado de la naturaleza, que el mundo en el que yo había nacido, en realidad estaba desconectado de la tierra, me hizo entender que no sabía nada y que tenía mucho por aprender. Como dice ‘El Cholo’ en el documental, “aquí la tierra le enseña a uno”. Entonces quizás eso, haber aprendido que la tierra te enseña, que los animales son tus amigos y no en el sentido como neo campesino o neo hippy, sino simplemente volver a tratar de enlazar eso que por algún motivo estaba separado, mi mundo de ciudad y el mundo del campo. 

CEO: Entrando al tema más concreto de la película, vemos que el equipo de producción está compuesto casi enteramente por mujeres ¿esto fue a propósito, coincidencia o como destaca este trabajo?

TO: Efectivamente el equipo está compuesto por el 80% de mujeres, pero fue una coincidencia. Es muy interesante porque hicimos varios cortos con el tema de la mujer, sin embargo, cuando hicimos el guion de la película no teníamos el segmento marcado, eso se fue dando y yo creo que es porque hace mucha falta la mirada femenina en el mundo. Entonces, como lo hablamos con ‘El Cholo’, él cree que el gran aporte de la película es esa sección de la mujer, yo no me había dado cuenta si él no me lo dice, ese matrimonio, esas mujeres; eso no lo no lo ha visto mucho la gente cuando cuentan el llano. No fue intencional, pero creo que uno lo lleva en el corazón.

CEO: ¿Cómo fue el proceso de crear el documental?

TO: Francisca en ese entonces estaba haciendo otra tesis para la maestría en geografía humana en Los Andes, en esta ocasión la tesis era sobre caballos y cómo era esa relación entre caballo y jinete en el llano, que es una relación de amistad, de familia y quería explicar eso. Entonces, nosotras hicimos una productora que se llama Hay-Doc que es con la que hemos realizado las demás producciones y el documental.

CEO: ¿Cómo llegó ‘El Cholo’ a hacer parte de esta producción?

TO: Grabamos en tres etapas diferentes y ocurrió que ya tenía listo el documental, cuando en ese momento hago un cortometraje sobre ‘El Cholo’, otra cosa aparte, ahí me doy cuenta de que tenemos que meter al Cholo. Eso implicó volver a grabar y empiezo con la idea de que tienen que haber video clips dentro del documental y que el narrador debe ser él, porque tiene una característica muy especial y es que logra transmitir lo que es el llano a la gente que está en la ciudad. Él es un poeta, aunque diga que no, considero que lo es.

Duramos dos años reeditando, pues tocó rearmar todo.

CEO: ¿por qué el nombre jinetes del paraíso?

TO: El nombre de la película durante muchísimos años fue ‘De A Caballo’, es decir, este es un proyecto transmedia, tiene muchos más contenidos en diferentes plataformas; tiene serie de televisión, tiene cortometrajes en salas de cine y videoclips, inclusive las imágenes en pantallas cuando El Cholo se presenta hoy en día en conciertos evocan en nuestros personajes, etcétera. y hasta hace muy poco me di cuenta de que no se podía llamar de a caballo.

Empezamos una búsqueda de nombre infinita porque tenía que ser algo más comercial, porque aquí la gente dice es voy a “montar a caballo”, en el llano se dice “de a caballo”, pero es una cosa que sí tengo que explicarla constantemente a una persona, no funciona. Yo no era capaz de cambiarlo, hasta que finalmente un día me desperté, encontré seguridad y la certeza de que ese era y le anuncié al equipo. Pero fue obviamente porque creo que el llano es un paraíso y porque está es una película sobre ellos, sobre esos jinetes de ese lugar del mundo que es el llano.

CEO: ¿cree que nos hace falta enamorarnos más de esta región que en ocasiones vemos muy lejana?

TO: Digamos que tiene una importancia muy grande en el momento en que hablamos de la batalla de Boyacá o de cómo los llaneros tuvieron que ver en nuestra independencia, pero ahí quedó. Sin duda, la intensión de la película es reconocernos también como colombianos ahí y crear esos puentes entre la gente de la ciudad y la gente del campo, a querernos como lo que somos.

Nosotros a diferencia de muchos lugares en el mundo, tenemos una región con una cultura de jinetes que existen, que están vivos y que se celebra. En este documental no quisimos tener una voz de nostalgia, no, esto no se va a acabar; mientras haya niños, mientras haya gente que quiera seguir montando en el lomo de ese caballo y que ame hacer eso, no se acabará, queremos es celebrar la existencia de ese lugar.

CEO: En ese sentido ¿cómo crees que desde la academia se puede cultivar ese amor por esa tierra en Colombia que es tan rica pero tan olvidada?

TO: Desde la academia pienso que siempre están las investigaciones, y me refiero no solo a las ciencias sociales, pienso que, para destinar recursos, para implementar acciones, planes, incluso para el turismo se necesita la investigación. La recomendación a la academia sería, que no vayamos nosotros a pensar que porque tenemos el título somos los que vamos a decir cómo se deben hacer las cosas, sino que también ellos, sin título, pero validando su conocimiento y experiencia sean participes del cambio, que no solamente los tomen como un recurso etnográfico sino como un recurso de conocimiento real que necesita ser transmitido.

CEO: ¿Qué mensaje crees que deja la película en cuanto a esta coyuntura que se vive a nivel global?

TO: Es el momento ideal para que salga una película así, y no porque sea mi película, sino porque reconozco en este momento más que nunca la necesidad de conectarnos con la vida, con la tierra. El mundo tiene que cambiar sus valores, estamos en un momento en que tenemos que tomar otra conciencia y ya no es si queremos o no, aquí estamos encerrados todos y nos toca hacerlo, no podemos seguir viviendo de la forma en que lo hacemos y yo creo que esta película, además de que es una oportunidad de explorar Colombia, sin duda es una invitación a poner en una balanza los valores que debemos llevar.

CEO: ¿Qué pasará con la película, cuando la podremos ver?

TO: La película pensaba estrenarse el 27 de mayo en salas de cine y llegó el covid-19 y nos encerró, nos hizo también reinventarnos y en esa reinvención esta será la primera película que salga online como estreno nacional, muy probablemente será el 5 de junio, que además sin querer, otra gran inconsciencia de la vida, el 5 es el día mundial del medio ambiente.

Así que sabrán más en redes sociales, nos encuentran como Jinetes Del Paraíso la película en Instagram, Facebook y en nuestra página web. Allí iremos anunciando todo, porque realmente esto es un paso que nunca habíamos dado, pero si es un momento también de apostarle a lo digital y hacer que la película le pueda llegar a mucha más gente que la que a veces puede ir a una sala de cine.

entrevista, jinetes del paraiso, pelicula, documental, llanura, llanero, caballo, jinete

  • Visto: 517


Ed. Allianz Cra. 13a #29 - 24 piso 22

Bogotá, Colombia
Cód. Postal: 111711

+(571) 339 49 49 ext. 5307

¡Suscríbete a nuestro Boletín informativo!

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

REDES SOCIALES

Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.

 

© - Derechos Reservados Universidad de los Andes