• Inicio
  • Medios
  • Noticias
  • El Covid-19, y cómo lo enfrenta la Región Orinoquia

El Covid-19, y cómo lo enfrenta la Región Orinoquia



Fotografía CEO - Mitú, Vaupés.

El 6 de marzo de 2020 se registró oficialmente el primer caso de Covid-19 en el país, convirtiéndose en una de las mayores emergencias de salud pública no solamente en Colombia sino en el mundo entero.

Hasta la semana del 25 de abril, se habían reportado en el país 4.881 casos, siendo las regiones Orinoquia-Amazonia las menos afectadas, presentando hasta la fecha aquí consignada, 14 casos en Leticia (Amazonia), 153 en Villavicencio (Meta), 5 en Angustura (Meta), 10 en Yopal (Casanare) y 2 en Florencia (Caquetá). Cifras alentadoras en un escenario crudo y más cuando dada esta contingencia, se evidencia la debilidad del sector de la salud para enfrentar una crisis como esta, y una pobreza oculta que nadie quiere ver.

No es un secreto que, en esta emergencia sanitaria, el país ha intentado responder de la mejor manera; de hecho y para el caso particular de estas regiones, se han efectuado un cierre de fronteras que evite la entrada y salida de habitantes, para mitigar cualquier riesgo asociado de contagio en las poblaciones locales. De igual forma, y pese a sentirse alejados de la problemática, las administraciones locales han sido conscientes y han tomado las medidas necesarias para realizar acciones de aislamiento que respondan no solamente a la orden impartida desde el gobierno nacional, sino que también se promueva el autocuidado y prevención en los habitantes pese a la ausencia de casos.

Durante esta contingencia, se han visto acciones en estas regiones, por ejemplo, se ha hecho lo posible por contener el hambre, y a través de la repartición de mercados en las zonas más vulnerables, alivian parcialmente la fatiga aguda de la pobreza, que con esta pandemia padece más de un dictamen crónico que confortador. Se esperaría que durante esta pandemia, todos los recursos del Estado estuviesen dirigidos a contener este problema, sin embargo, se han identificado escenarios no transparentes cuyas respuestas al Covid-19 se han traducido en propuestas asociadas a la realización de eventos y actividades artísticas como pasó en el municipio de Cravo Norte en el departamento de Arauca, y al establecimiento de sobrecostos en la contratación de paquetes alimentarios en este mismo departamento, caso que ya está siendo investigado.

Igualmente, y sin sorpresa para muchos, la Contraloría ha informado que durante la pandemia, se abrió una investigación a las gobernaciones de Casanare y Vichada para indagar por contratos firmados en el marco de la emergencia, y que al parecer, no tienen mucho que ver con soluciones útiles para los territorios asociados a la crisis. Resulta alarmante entonces, cómo las administraciones locales de departamentos vulnerables, en lugar de hacer para la gente sus territorios más seguros y garantizar los derechos de la salud para sus habitantes, se reducen a conductas y procesos corruptos que profundizan el bajo desarrollo en estas regiones.

Pero no todo es negativo, y aunque el panorama parece gris en algunos departamentos, en el Meta, la academia representada con la Unillanos y la Mesa de Rectores de Universidades del Meta (MERUM), conformaron una red de apoyo a la Gobernación de Meta para soportar acciones basadas en la evaluación de la carga al sistema de salud pública producto del Covid-19, el apoyo en la producción de geles y jabones antibacteriales, la prestación de servicios psicológicos para la comunidad y la estandarización de las pruebas del covid-19; todo esto bajo la convicción, que la unión hace la fuerza. 

Para terminar y a manera de reflexión, esta pandemia no solo ha sido una crisis sin precedentes para la generación actual, sino que además, se ha convertido en el pretexto perfecto para evaluar las capacidades de nuestro país y de los entes territoriales en estas regiones para responder con total coherencia a las necesidades reales de la gente y de los territorios, y que pone incluso en consideración una reforma a la ley 100.

CPEO Centro de Estudios de la Orinoquia, salud, covid 19, coronavirus, cuarentena

  • Visto: 1532


Ed. Allianz Cra. 13a #29 - 24 piso 22

Bogotá, Colombia
Cód. Postal: 111711

+(571) 339 49 49 ext. 5307

¡Suscríbete a nuestro Boletín informativo!

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

REDES SOCIALES

Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.

 

© - Derechos Reservados Universidad de los Andes