• Inicio
  • Medios
  • Noticias
  • Agroturismo: el potencial del Meta para un desarrollo sostenible

Agroturismo: el potencial del Meta para un desarrollo sostenible


El pasado 28 de enero se dio inicio a Expomalocas 2020, una de las ferias agropecuarias más importantes de la región y del país, en donde también converge la cultura y la tradición llanera.

Para esta edición el agroturismo y los emprendimientos rurales fueron unos de los temas más importantes de discusión, en donde participaron productores locales, representantes del sector público y academia.

El CEO habló con Miguel Andrés Riveros Romero, decano de la facultad de Administración de Empresas Agropecuarias de la Universidad Santo Tomás, y conoció el trabajo que la Universidad ha hecho en el sector, las necesidades de la región y la importancia de que la academia asista y participe en estos espacios regionales.

Miguel Riveros es administrador de empresas de la Universidad Javeriana, tiene una licenciatura en Ciencias Empresariales y un MBA de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España.

Empezó trabajando en la gobernación del Meta, donde tuvo la oportunidad de comenzar a dar cátedras en la Universidad Santo Tomás. Durante este tiempo adquirió experiencia en docencia, investigación y trabajo comunitario, lo que le abrió las puertas para presentarse en la terna de elección para decano, y fue elegido para liderar la Facultad de Administración de Empresas Agropecuarias y sus posgrados.

Este ha sido un trabajo que le ha permitido conocer con mayor profundidad el sector, sus actores, los retos y potenciales que se pueden abordar desde la academia.

Riveros afirma que el departamento del Meta tiene necesidades importantes, especialmente aquellas relacionadas con conectividad, tanto en infraestructura como digital. Esta última es una gran dificultad, pues, según él, afuera de Villavicencio el acceso a una red de internet o señal de celular es muy precaria, “esto hace que también, competitivamente, las empresas no puedan estar a tono, y que por ejemplo una persona que está estudiando en Vichada, o en el departamento del Meta que es tan grande, no pueda acceder a una plataforma digital para poder hacer todas experiencias bimodales o digitales,” afirma Riveros.

Así mismo, también explica que se presentan necesidades en términos de asociatividad, pues este es un departamento que por costumbre no ha creado una cultura de asociación, y el trabajo mancomunado ha costado trabajo.

En ese sentido, el Decano ha trabajado en una iniciativa llamada “Somos del Meta, somos llaneros”, de la cual es subcoordinador general. Este es un colectivo integrado por 140 empresarios que buscan salvaguardar la cultura y tradición de los llaneros como parte de esa competitividad que se quiere desarrollar en turismo, y en productos y servicios.

Sin embargo, para Miguel Riveros, el departamento, y el país en general, está atravesando una crisis generacional, pues los más jóvenes están buscando salir de la región a buscar otras oportunidades, en lugar de quedarse trabajando en su tierra. Por lo cual, él enfatiza en que es importante que más universidades del país cuenten con una oferta en temas de desarrollo agroindustrial, agronegocios, y transformación y producción de servicios. Este es un reto para las universidades, pues deben “procurar ser muy atractivas para los estudiantes de último año de colegio, para que puedan ver en las carreras agropecuarias, en las carreras de desarrollo de este sector, que aquí es muy útil, aquí se pueden desarrollar, y adicionalmente vean la riqueza. Pues pueden llegar a ser emprendedores y pueden llegar a enriquecer el emprendimiento de sus padres y abuelos,” explica Riveros.

Sobre las potencialidades de la región, Miguel Riveros destaca el sector agropecuario; “aquí hay tierras suficientes para hacer unos desarrollos sostenibles importantes, y que van de la mano con todo el desarrollo del postconflicto”. El sector agro y el turismo son dos sectores que él explica van de la mano y pueden generar una riqueza enorme para el departamento y la región, si se hace de manera responsable y sostenible.

Pero a esto le suma un reto importante que tiene que ver con la comunidad, y su capacidad para asociarse y trabajar en conjunto. Según él, acá viene la importancia de la academia, quien debe “hacer y trazar las líneas de acción, que debe seguir el empresariado. Acompañarlo e ir de la mano con ellos.

En las regiones se necesita de la academia para hacer investigaciones que permitan mover a la industria a una forma de desarrollo más sostenible, y que los conocimientos que se gesten se queden en los territorios para que estos avancen a un ritmo más acelerado. “Esta es una región que está despertando. Los más jóvenes quieren alcanzar y tener una educación formal, pero que puedan acceder a ella sin desplazarse tanto,” concluye Riveros.

 

  • Visto: 859


Ed. Allianz Cra. 13a #29 - 24 piso 22

Bogotá, Colombia
Cód. Postal: 111711

+(571) 339 49 49 ext. 5307

¡Suscríbete a nuestro Boletín informativo!

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

REDES SOCIALES

Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.

 

© - Derechos Reservados Universidad de los Andes