• Inicio
  • Medios
  • Noticias
  • El conflicto armado y sus secuelas en la salud mental del Meta

El conflicto armado y sus secuelas en la salud mental del Meta

Entrevista Sebastián León
Sebastián León Giraldo es cineasta, tiene una maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Los Andes, y actualmente está haciendo un Doctorado en Estudios de Desarrollo en esta misma institución. Desde hace seis años empezó a trabajar como Asistente de Investigación en la Escuela de Gobierno de la universidad, y ha trabajado con profesores como Óscar Bernal, Amy Ritterbusch, Darío Maldonado y Sandra García. Su labor ha sido mayoritariamente con comunidades históricamente marginalizadas, como habitantes de calle, trabajadoras sexuales, vendedores ambulantes y víctimas del conflicto armado.

Desde junio de 2018, ejerce como coordinador e investigador del estudio titulado ‘Guerra y paz: las consecuencias del conflicto armado en Colombia en la salud y el sistema de salud’. Esta, es una investigación conjunta planteada desde La Universidad de Los Andes y la Universidad de York para realizar un análisis nacional sobre las consecuencias del conflicto armado en el sistema de salud y en la salud de la población. Así mismo, uno de los objetivos de la investigación el objetivo de la investigación es centrarse en un departamento específico para estudiar las diferencias nacionales y departamentales, especialmente en los departamentos más afectados por el conflicto. Así, llegaron al departamento del Meta, donde están investigando diferentes temas como afiliación, acceso y calidad percibida en el sistema de salud, así como la situación en términos de salud física y mental de la población.

Para realizar su investigación y análisis la investigación utilizo la clasificación del CERAC (Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos). De acuerdo con estas, de los 29 municipios del Meta, solamente cuatro no fueron afectados por la guerra, mientras que 25 fueron levemente y fuertemente afectados.

De acuerdo con datos de la investigación, en el Meta, la probabilidad de sufrir de un trastorno de salud mental puede ser tres veces mayor que el promedio nacional, y la atención que los gobiernos, tanto municipales, departamentales y nacionales, le están dando a esta materia parecería ser insuficiente. Aspectos como el acceso a servicios de salud, acompañamiento de psicólogos y servicios sociales, y la implementación del PAPSIVI (Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral a Victimas), todavía no son prioritarios, por lo cual este estudio busca tener los datos cualitativos y cuantitativos concretos para establecer una serie de recomendaciones para mejorar el acceso y calidad del sistema de salud a nivel departamental y municipal, especialmente en esos municipios con mayor presencia del conflicto armado.

En conversación con el CEO, Sebastián León nos contó más acerca del trabajo que se está realizando, los principales hallazgos a la fecha, las expectativas del mismo y la importancia de que la academia llegue a todas las regiones del país.

CEO: ¿Cómo encontraron a la población del departamento?

Sebastián León: Según los datos que recogimos y hemos analizado hasta el momento, pareciera que para el 2018 la situación de salud mental de la población estaba un poco peor que en el 2014. Esto, lo estamos comparando también con la encuesta nacional de salud mental de 2015, y esperamos poder completar el análisis pronto para presentarles los resultados.

CEO: ¿Además del tema de salud mental, que otras necesidades o problemáticas encontraron en los territorios?

SL: Además de la encuesta, hicimos también entrevistas y grupos focales en algunos municipios, específicamente en Vistahermosa, Villavicencio, Castilla La Nueva y Granada. Estos grupos los hicimos principalmente con víctimas del conflicto armado. En este trabajo encontramos todo tipo de dificultades, como problemas de acceso al sistema de salud y problemas con el PAPSIVI (Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral a Victimas); que es la forma que tenía el Estado de llevar atención psicosocial para atender estos problemas de salud mental, a población víctima del conflicto armado. Algo que también nos llamó la atención y nos impactó como equipo fue encontrarnos con el número de hechos victimizantes que una persona podía haber sufrido en la vida. Es muy fuerte encontrar que una sola persona podía haber sido víctima de 13 hechos victimizantes. ¿Cómo puede una sola persona tener 13 hechos victimizantes encima, y no recibir acompañamiento con un psicólogo o psiquiatra? ¿Y cómo es posible que como sociedad no estemos actuando pronta e integralmente para mejorar la calidad de vida de estas personas?

Los grupos focales con los que trabajamos son personas que conocen todos los datos e investigaciones que se han hecho sobre el departamento, porque el Meta es un departamento sobre estudiado, y la gente está cansada de los estudios y que no se generen recomendaciones claras y programas que sean adoptados por los gobiernos municipales, departamentales y nacionales.

Encontramos otra vez el miedo de las personas a hablar sobre ciertos temas, como bandas criminales, denuncias sobre violencia sexual, o que vuelvan a haber atentados en el marco del conflicto armado.

CEO: ¿Qué esperan que surja de este trabajo que están haciendo?

SL: La idea central de este proyecto, más que cualquier otra cosa, es poder hacer recomendaciones de política pública enfocadas tanto del sistema de salud como de salud poblacional, en el marco de pos acuerdo con las FARC, porque definitivamente el acuerdo con las FARC cambió las dinámicas en los territorios. Lo que buscamos es, dado este nuevo contexto, generar unas recomendaciones de política pública para mejorar temas de acceso al sistema de salud, calidad, y sobre todo para intentar reducir brechas en salud, entre la población.

Así mismo, el 5 de marzo estaremos haciendo un evento con secretarios de salud de diferentes departamentos y municipios del país en Bogotá, en donde haremos un taller para generar recomendaciones de política pública local. La idea es que todos los invitados compartan su perspectiva institucional, y revisar cómo los resultados de este proyecto los podemos juntar para generar estas recomendaciones, para que sean implementadas en sus territorios.

CEO: ¿Este estudio es replicable en otros departamentos?

SL: Si. El trabajo en el Meta nos va a permitir hacer un zoom en un departamento con características específicas, pero también podremos hacernos una idea de la situación en otros departamentos del país con características similares. La idea del proyecto es poder tener un impacto de política pública tanto a nivel nacional como regional.

CEO: ¿Finalmente, cuál es la importancia de que la Academia llegue a las regiones?

SL: La academia puede jugar un rol fundamental en el desarrollo de las regiones y mejorar la calidad de vida de las y los colombianos. Para mí es importante que la academia deje de escribirles a los académicos. Por eso, lo más importante de este proyecto es hacer las recomendaciones y que estas se puedan implementar. Por eso para nosotros ha sido muy importante estar reunidos constantemente con personas del Ministerio de Salud, así como con secretarías de salud, tanto del orden departamental, como municipal, y con organizaciones internacionales. La idea es poder generar ese cambio.

Por otro lado, yo creo que la academia debe buscar acercarse a las regiones de una manera más horizontal. No pensando que desde la Universidad de Los Andes se van a identificar problemas y llevar las soluciones, sino reconociendo que quienes más saben de los problemas y posibles soluciones son las comunidades mismas. Colombia es un país que necesita mejorar la calidad de vida de todos los habitantes en las regiones, y es claro que la academia puede jugar un rol trascendental en eso. La pregunta es ¿de qué manera estamos dispuestos a hacerlo?

Necesitamos llegar a las regiones no solo a dictar clases, sino también a través de la investigación, buscando la participación de las mismas comunidades en los proyectos con el objetivo de generar alguna transformación en diferentes aspectos de la vida de las personas.

Aliados del estudio

El estudio es liderado por Óscar Bernal, profesor de la Escuela de Gobierno; Catalina González Uribe, profesora de la Facultad de Medicina; Germán Casas, profesor del Departamento de Psicología, los tres de la Universidad de los Andes; y Rodrigo Moreno-Serra, profesor del Centre for Health Economics de la University of York, Reino Unido; con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Ministerio de Salud y Protección Social, Sistemas Especializados de Información (SEI) y financiado por el Medical Research Council y el Wellcome Trust del Reino Unido.

CEO, Meta, paz, entrevista, salud mental, conflicto armado, guerra

  • Visto: 929


Ed. Allianz Cra. 13a #29 - 24 piso 22

Bogotá, Colombia
Cód. Postal: 111711

+(571) 339 49 49 ext. 5307

¡Suscríbete a nuestro Boletín informativo!

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

REDES SOCIALES

Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.

 

© - Derechos Reservados Universidad de los Andes