EDITORIAL

Todos los meses nuestro director, Carlos Montenegro, publica una editorial hablando de los temas coyunturales de las regiones con el objetivo de dar a conocer el rol de la academia en el desarrollo sostenible del país.

¡Te invitamos a leerlas!

Productividad, paz y región

Cuando se firmaron los acuerdos, inició una esperanza de paz, que llegó a las regiones, y que hoy vemos presentes en muchos proyectos. El mundo cree en la paz de Colombia, y ese vacío que dejó la guerra no se puede llenar con terror y corrupción, sino con productividad, equidad social, protección y presencia del estado, y acompañamiento de la academia y del sector privado en las regiones que más nos necesitan.


Por: Carlos Montenegro, Director del Centro de Estudios de la Orinoquia

Donde antes se deforestaba para sembrar coca, hoy se siembra la palma de asaí; quienes antes cargaban armas, hoy se están capacitando en agroecología, economía circular, producción de cacao y piscicultura; y a los rincones que antes no se podía llegar, hoy llegan turistas a explorar su fauna y flora.

Estos son ejemplos de algunos avances que ya vemos hoy en diferentes departamentos de la Orinoquia, como el Guaviare y el Meta, y que se replican a lo largo del país en las zonas históricamente afectadas por la guerra. Y son ejemplos del compromiso de las poblaciones por reconstruir Colombia.

El anuncio de varios excomandantes de las FARC de retomar las armas, que se hizo a finales del mes pasado, es, sin lugar a dudas, un tropiezo en el camino de construcción de paz, pero nos sirve también para darnos cuenta de que la mayoría de desmovilizados, más del 90%, siguen firmes en su deseo de paz, y en su deseo de tener una vida normal y próspera.

Los visos de desarrollo y reconciliación que vemos con los proyectos productivos, de turismo y sostenibilidad que se ejecutan en las diversas regiones del país nos indican que acabar con la guerra es posible, y que podemos propiciar las condiciones para que así sea.

El gobierno actual, bajo la Alta Consejería para la Estabilización y Consolidación está haciendo un trabajo decidido en la implementación de los acuerdos, y en el esfuerzo para fortalecer los componentes principales del mismo, como los Planes para la Reforma Rural Integral, los Planes de Acción para la Transformación Regional, los Programas de Desarrollo Especial con Enfoque Territorial (PDET) y los Planes Integrales Municipales y Comunitarios de Sustitución y Desarrollo Alternativo.

Así mismo, ONG´s y gobiernos internacionales, así como entidades que apoyan el proceso de paz, nos aseguran que lo podemos sacar adelante. Las cifras más recientes indican que en total, son cerca de 676 mil millones de pesos con la que la cooperación internacional le apuesta a la visión de construcción de paz en Colombia. Por ejemplo, el Fondo de la Unión Europea ha comprometido alrededor de 250 mil millones de pesos, destinados principalmente a financiar proyectos de reincorporación y desarrollo productivo rural. Mientras que el Banco Mundial, tiene cerca de 25 mil millones de pesos invertidos, en su mayoría, en reparaciones colectivas a las víctimas.

Sin embargo, las disidencias y su amenaza de volver a la guerra son un problema real, que efectivamente tiene un impacto importante en las regiones más apartadas del país, en donde cuentan con un dominio económico y político real. Esa misma amenaza viene de otras organizaciones al margen de la ley, que se enriquecen con la minería ilegal, la tala de bosques y el narcotráfico, y quienes tienen un poder militar y económico fuerte.

Pero esto podemos combatirlo llevando prosperidad a las regiones; garantizándoles a los agricultores cultivos productivos, asistencia técnica, bancarización y acceso a herramientas financieras, así como rutas y vías de acceso para que saquen sus productos.

Dos de los proyectos que impulsamos desde el CEO (Centro de Estudios de la Orinoquia) de la Universidad de Los Andes, apoyan la agricultura familiar a través del cultivo y fortalecimiento de las cadenas productivas en el Vichada y el Ariari. A través del fortalecimiento de las capacidades técnicas, administrativas y la promoción de la asociatividad entre los productores hemos logrado que agricultores de marañón, cacao, café, plátano y maracuyá mejoren su producción y potencien la comercialización de los productos que siembran, introduciendo una visión de agro-negocios sostenibles en el sector agrícola colombiano.

EL 21 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Paz, una fecha que nos pide no perder el entusiasmo que esta etapa ha despertado en muchos de nosotros, y que se ha visto reflejado en el apoyo internacional, la ejecución de políticas que permiten avanzar en su implementación, pero especialmente, en la población que le ha apostado su proyecto de vida a construir paz, generar progreso y propiciar la reconciliación entre todos.

  • Visto: 901


Ed. Allianz Cra. 13a #29 - 24 piso 22

Bogotá, Colombia
Cód. Postal: 111711

+(571) 339 49 49 ext. 5307

¡Suscríbete a nuestro Boletín informativo!

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

REDES SOCIALES

Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación
Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964.
Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia.

 

© - Derechos Reservados Universidad de los Andes