• Inicio
  • Medios
  • Noticias
  • ¿Cuál es el estado de las tierras de la Orinoquia colombiana? Legalidad, productividad y conservación

¿Cuál es el estado de las tierras de la Orinoquia colombiana? Legalidad, productividad y conservación

Dora InesUpra900x600Según la información entregada por la directora Técnica de Ordenamiento de la Propiedad y Mercado de Tierras de la Upra, Dora Inés Rey Martínez, la Orinoquia cuenta 9 millones 800 ha en áreas de priorización de los 25 millones de ha. Mientras que, 5 millones 100 mil ha., son consideradas con restricción y otras que no son potenciales para priorizar (parques nacionales, parques regionales, zonas urbanas o resguardos indígenas).

La Upra, ha establecido zonas potenciales a priorizar en los procesos de formalización bajo cuatro variables: 1. Predios sin Interrelación Catastro – Registro; 2. Predios sin M.I., en BD catastral; 3. Predios con mejoras registradas en catastro y 4. Predios con falsa tradición. Las cifras son las siguientes:

1. Áreas potenciales para priorización sin restricciones: 9’813.449 ha (39%) prevalecen los departamentos de Vichada; Casanare; Arauca.
2. Áreas potenciales para priorización zonas microfocalizadas: 1’536.500 ha (6%) departamento del Meta.
3. Áreas potenciales para priorización condicionantes: 318.553 ha (1%) algunos municipios del Meta y de Arauca.
4. Áreas no Potenciales para priorización: 8’602.976 ha (34%) algunos municipios de Arauca y Meta.
5. Área con restricciones para formalización: 5‘109.577 ha (20%) Cumaribo; La Macarena; Uribe; Vista Hermosa; Tame.

De acuerdo con estudios realizados por la entidad, cinco millones 162 mil ha son presuntos baldíos, y 10 millones corresponden a áreas con restricciones para la adjudicación. En la clasificación por presunción de baldíos los departamentos de Casanare y Vichada encabezan la lista, seguido por Meta.

En la región más de 30 mil predios rurales no tienen Matrícula Inmobiliaria, mientras que más de cien mil predios rurales sí la tienen. Precisamente, el proyecto ‘Interrelación Catastral’, busca cruzar las bases de datos del Catastro Nacional y de la Superintendencia de Notariado y Registro, para conocer el nivel de formalidad o informalidad en la tenencia de la tierra, que registra inconsistencias hasta del 75%.